• (+34) 911 429 505 / 685 175 235

Filosofía para niños:

En 1969, Matthew Lipman, profesor de filosofía, inicia un importante cambio pedagógico: propone unas narraciones que permiten suscitar en el alumno una reflexión que le hace descubrir por sí mismo los grandes conceptos y problemáticas de la filosofía. Estas innovaciones pedagógicas también son defendidas y apoyadas por la Unesco (1999), según la cual, enseñar no consiste solamente en transmitir un saber o conocimiento, sino también en transmitir un saber hacer, un saber ser y un saber vivir juntos, en sociedad. Los talleres de filosofía para niños tienen una finalidad muy clara: pretenden hacer reflexionar al alumno sobre las grandes cuestiones de la vida, dotándoles al mismo tiempo de las herramientas prácticas de razonamiento como son: la definición, la argumentación, la interpretación, la explicación, la síntesis, la ejemplificación, el análisis, la identificación de supuestos, la conceptualización y la problematización de las ideas. También se tienen como objetivos presentes el dotar al niño de diferentes capacidades: capacidad de comprensión, de expresión, de empatía, de escuchada activa y de respeto ante la diferencia. En fin, de ayudar a crear seres humanos conscientes, responsables y creativos que sepan vivir en el mundo cada vez mejor. Tras haber observado los buenos resultados de los talleres de filosofía para niños y su enorme acogimiento, y teniendo en cuenta que la adolescencia es una etapa de la vida en la que hay muchos cambios y por ende, grandes preguntas… decidimos ofrecer talleres a instituciones públicas y privadas de secundaria. La experiencia fue maravillosa, pues no sólo el nivel de participación era óptimo, sino que además nos solicitaban poder participar en más talleres, proponiendo ellos mismos los temas a tratar, y mostrando de esta manera el enorme interés que se tiene por ciertas cuestiones en esta etapa de la vida y la obligación de nuestra parte de no obviarlas y atenderlas adecuadamente.

Talleres para padres y madres:

Desde siempre conocemos la gran necesidad que tienen los padres de dialogar y repensar a cada paso los problemas que se van encontrando a la hora de educar y de convivir con sus hijos… sin embargo, desde hace algunos años nos estamos viendo desbordados por la enorme demanda de diálogos que ayuden a repensar temas educativos y traten problemas cada vez más acuciantes en educación… Es por ello que decidimos hacer talleres filosóficos para padres, ofreciendo una respuesta a esta gran demanda e intentando así facilitar el proceso de pensamiento sobre temas familiares y educativos. Los talleres de filosofía para padres se crean con la finalidad de ayudar a reflexionar sobre cuestiones propias de la educación y tenencia de los hijos. Se trabajará la capacidad argumentativa, de interpretación, de síntesis, de identificación de supuestos, de conceptualización o problematización… con el ánimo de facilitar que padres e hijos puedan comprenderse y tengan una relación cada vez más saludable. Se tendrá como objetivo también la adquisición de habilidades relacionales tanto como para el diálogo y la escucha, como para la resolución de conflictos.

Cafés y vinos filosóficos:

Los cafés y vinos filosóficos son ya una actividad muy conocida, surgidos en Francia en torno al año 1992, animan a compartir y expresar nuestros pensamientos, inquietudes e ideas de forma amena, en espacios cotidianos. Consulta Filosófica pretende con estas actividades brindar nuevas herramientas para pensar nuestra vida de forma lógica, ordenada y argumentada, aprendiendo a concretar ideas, a expresar opiniones, a fomentar el respeto… Con los cafés, vinos y cuentacuentos filosóficos se hace llegar la filosofía a todos los sectores de la población, fomentando las actividades culturales cercanas a los barrios y nuestros lugares habituales de ocio y posibilitando que ese gran número de individuos que desean pensar su vida en profundidad, lo hagan cómodamente. Todos los diálogos filosóficos se realizan utilizando el método mayéutico socrático y la ironía.

Paseos y excursiones filosóficas:

Al finalizar, o en el transcurso de nuestros paseos, nuestros viajes, nuestras aventuras… deseamos compartir aquellos pensamientos que nos han enseñado algo, deseamos darle un sentido a lo vivido… Caminar, pasear y darle sentido a lo experimentado, y poder compartirlo con amigos o extraños, nos ayuda a responsabilizarnos de nuestro entorno, a tomar distancia para con uno mismo, a conocerse, una vez más, desde nuevas culturas, nuevas visiones del mundo. Y… ¿qué mejor que hacerlo a través de la práctica filosófica?

Ciclos de cine filosófico:

Muchas veces al culminar el visionado de una proyección nos apetecería compartir aquello que nos ha inspirado o aquello que hemos reflexionado a partir de la misma… ahora tenemos la posibilidad de hacerlo mientras aprendemos algunas de las herramientas más prácticas del pensamiento. En Consulta Filosófica trabajamos con: largometrajes, cortos, dibujos animados… Y organizamos, tras el visionado de éstos, un diálogo filosófico sobre la temática que se toque, enseñando una vez más, las herramientas básicas de la práctica filosófica.

Filosofía en la vejez:

Desde Consulta Filosófica pensamos que es importantísimo cuidar a nuestros mayores, atendiéndoles como ellos demuestran cada día atendernos a nosotros. En esta edad y sobre todo en este país, tenemos a muchas personas con muchos problemas entre otros el de la soledad. Consulta Filosófica piensa que una de las funciones que tienen los talleres de filosofía es que ayudan a eliminar sensaciones tan desagradables como ésta, pues apuesta por actividades que apelen la razón común… Con los talleres filosóficos para esta franja de edad se pretenden cumplir varios objetivos. Quizás el más importante y no tan obvio sea el de paliar en la medida en la que se pueda la fuerte sensación de soledad, que suele ser un sentimiento muy extendido en este momento de la vida y sobre todo en países como el nuestro. Además pretende ayudar a pensar sobre la vida, a hacer un repaso a lo aprendido, a afrontar con aceptación y agrado los cambios y los límites del cuerpo y la mente, de ayudar a repensar la independencia…

Filosofía y discapacidad:

Consulta Filosófica se especializa en el trabajo con colectivos vulnerables, enseñando las herramientas de práctica filosófica a aquellos que más lo necesitan. Es por ello que firma convenios con asociaciones, fundaciones y ong’s para el trabajo colectivo. Consulta filosófica se acerca y se hace imprescindible también en entornos sociales, donde más que nunca es necesario repensar lo pensado, buscar nuevos sentidos… Muchas de las formas de lo que se ha dado en llamar discapacidades, el riesgo de exclusión social, o las situaciones radicales del sujeto y la vida, pueden ser mejor comprendidas y vividas de forma más calmada y lúcida a través de la práctica filosófica. Expresar nuestras propias ideas por más dificultosa que nos sea la tarea, conocernos y aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos, tomar consciencia de nuestros comportamientos y de los ajenos… nos hace vivir la vida de forma más lúcida, con mayor sentido, y quizás con menos sufrimiento.

El conocimiento de sí mismo es la clave para el arraigo en los diferentes entornos, con los otros y con el mundo en general… Encontrar sus propios gustos, sus proyectos, sus metas y su forma de encarar la vida, a través del diálogo filosófico, permiten realizar con objetividad proyectos de futuro. Desde Consulta filosófica trabajamos herramientas propias de la filosofía que ayudan a encontrarse orientado en cuestiones laborales y vocacionales como son: ver los propios límites, reconocerlos y aceptarlos, conocerse a sí mismo, controlar sus reacciones, expresar la identidad personal por medio de juicios y elecciones, y asumirla… etc. Para todos aquellos que deseen ayudarse de herramientas filosóficas para conocerse, aclararse y orientarse, al fin, hacia una meta clara y a su medida.

Conocer las formas de resolución de conflictos dentro del ámbito familiar, laboral, vecinal… etc, y servirnos de la práctica y el diálogo filosóficos para ello, resulta de enorme interés y nos dota de herramientas para conocernos, escucharnos, atendernos, aceptarnos y modificarnos tanto a nosotros mismos como a nuestro entorno. Con objetivos claros en su trabajo, Consulta Filosófica pone y hace poner en práctica actitudes propias de la tarea filosófica como son: escuchar al otro, interesarse por su visión, asumir riesgos e integrarse en un grupo, comprender, aceptar y aplicar reglas de razonamiento y funcionamiento, responsabilizarse, pensar con los otros en lugar de competir… etc.