Resultados:

Tanto en el Instituto en el que trabajamos con adolescentes, como en los centros de logopedia con niños, o en centros sociales con personas con discapacidad, en librerías y en consultas individuales y cafés filosóficos con adultos, tenemos constancia de que ha habido enormes progresos y una mejora del nivel de consciencia en los siguientes campos e ítems que pasamos a comentar a continuación. Realizamos evalauciones periódicas que arrojan resultados no sólo con los grupos filosóficos sino también con grupos de control en dos áreas de trabajo: herramientas filosóficas y actitudes filosóficas.

 

Aquí te ofrecemos los resultados obtenidos en los grupos de control evaluando las herramientas filosóficas, y como ves los resultados no son muy diferentes antes que después, pues con estos grupos no intervenimos.

 

 

 

Estos son los resultados obtenidos después de neustro trabajo hasta la fecha y como puedes ver hay un incrementos de entre un 20 y un 45% en el empleo de herramientas filosóficas.

 

 

 

 

Estos resultados son nuevamente los obtenidos en los grupos de control evaluando las actitudes filosóficas. Puede verse que hay muy poca variación en los datos.

 

 

 

Por último, estos resultados son los correspondientes a la evaluación de actitudes filosóficas en los grupos de trabajo. Como se ve claramente, vuelve a ver un incremento en el empleo de actitudes filosóficas de entre un 20 y un 40 %.

 

 

Pero eso no es todo, pues nosotros podemos clasificar así los progresos que vemos tras nuestro trabajo:

  • Adquisición de habilidades emocionales:

    • Mayor confianza en sí mismos.
    • Mayor confianza de los padres hacia ellos.
    • Mayor respeto de ellos hacia los padres.
  • Adquisición de habilidades intelectuales:

    • Aprenden a aprender
    • Aprendizaje de métodos de estudio.
  • Adquisición de habilidades existenciales:

    • Mayor consciencia de sí mismos.
    • Mayor nivel de auto-conocimiento.
    • Mayor consciencia del entorno.
  • Adquisición de habilidades sociales:

    • Mayor y mejor comunicación con la familia.
    • Mejora en la elección de relaciones.