• (+34) 911 429 505 / 685 175 235

Consulta Filosófica se especializa en el trabajo con colectivos vulnerables, enseñando las herramientas de práctica filosófica a aquellos que más lo necesitan. Es por ello que firma convenios con asociaciones, fundaciones y ong’s para el trabajo colectivo. Consulta filosófica se acerca y se hace imprescindible también en entornos sociales, donde más que nunca es necesario repensar lo pensado, buscar nuevos sentidos… Muchas de las formas de lo que se ha dado en llamar discapacidades, el riesgo de exclusión social, o las situaciones radicales del sujeto y la vida, pueden ser mejor comprendidas y vividas de forma más calmada y lúcida a través de la práctica filosófica. Expresar nuestras propias ideas por más dificultosa que nos sea la tarea, conocernos y aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos, tomar consciencia de nuestros comportamientos y de los ajenos… nos hace vivir la vida de forma más lúcida, con mayor sentido, y quizás con menos sufrimiento.

El conocimiento de sí mismo es la clave para el arraigo en los diferentes entornos, con los otros y con el mundo en general… Encontrar sus propios gustos, sus proyectos, sus metas y su forma de encarar la vida, a través del diálogo filosófico, permiten realizar con objetividad proyectos de futuro. Desde Consulta filosófica trabajamos herramientas propias de la filosofía que ayudan a encontrarse orientado en cuestiones laborales y vocacionales como son: ver los propios límites, reconocerlos y aceptarlos, conocerse a sí mismo, controlar sus reacciones, expresar la identidad personal por medio de juicios y elecciones, y asumirla… etc. Para todos aquellos que deseen ayudarse de herramientas filosóficas para conocerse, aclararse y orientarse, al fin, hacia una meta clara y a su medida.

Conocer las formas de resolución de conflictos dentro del ámbito familiar, laboral, vecinal… etc, y servirnos de la práctica y el diálogo filosóficos para ello, resulta de enorme interés y nos dota de herramientas para conocernos, escucharnos, atendernos, aceptarnos y modificarnos tanto a nosotros mismos como a nuestro entorno. Con objetivos claros en su trabajo, Consulta Filosófica pone y hace poner en práctica actitudes propias de la tarea filosófica como son: escuchar al otro, interesarse por su visión, asumir riesgos e integrarse en un grupo, comprender, aceptar y aplicar reglas de razonamiento y funcionamiento, responsabilizarse, pensar con los otros en lugar de competir… etc.