• (+34) 911 429 505 / 685 175 235

07 May

Consulta Filosófica va periódicamente al centro Aumenta de Fuenlabrada para trabajar con los niños y niñas que desean hacer talleres de filosofía.

Los papás y las mamás los traen para que se diviertan, pero se llevan entre manos unos papeles informativos de en qué consiste la práctica filosófica, que agradecen con amplia sonrisa. Allí están todos alegres.

Hoy ha sido una tarde muy interesante. En grupo, sentados en el suelo, al estilo del “viejo chino” pensante, un grupo de niños se ha instalado cómodamente sobre un par de alfombras para pensar sobre qué significa crecer. Los niños, de edades comprendidas entre los 4 y los 8 años han aprendido a levantar la mano para hablar, a escuchar al compañero cuando habla, a explicar sus ideas aportando razones, a dar ejemplos, a decir el por qué de las cosas, a resumir las ideas de otros, a proponer conceptos para muchas palabras….

“Crecer es bueno porque así puedes mandar más” (Daniel, 7 años)

“A mi no me gusta crecer porque eso es llegar a la muerte” (Antonio, 8 años)

“A mi me parece que crecer se crece de cuerpo, pero también de mente” (Aitor, 8 años)

“Crecer es entonces como aprender” (Pedro, 6 años)

“Cuando uno crece ya no juega tanto. Yo quiero seguir jugando, y no crecer” (Carla, 7 años)

Crecer es aprender, es alimentarse, es según Daniela y Aitor, hacer deporte también. Crecer es pensar, es ir al colegio… crecer es morir!!!

Además de definir, qué es eso de crecer, hemos visto juntos las cosas positivas y negativas que tiene crecer. Daniel nos ha explicado que crecer es bueno porque ya no hace falta defenderse, ni ponerse triste, según dice, porque se ganan todos los juegos de la Wii…

Hemos hablado de lo bueno de envejecer y morir, del descanso de tener las cosas aprendidas y aprobar así los exámenes y que la profesora del cole no te regañe… y también de lo bueno de vivir: el aprendizaje, poder probar cosas nuevas, experimentar… equivocarse también tiene su lado bueno, aunque a muchos no les ha gustado la idea de Carla…

También hemos trabajado las diferencias entre ser adulto y ser niño…. Los adultos mandan más, conducen coches, trabajan… pero juegan menos.

Creemos que ha sido Antonio que se ha lanzado a contarnos un cuento sobre un cocodrilo que hacía muchas preguntas para saber cómo crecer… y diferentes animales le daban diferentes respuestas sobre cómo hacer para estar más alto… pero al fin y al cabo, el cocodrilo, según nos explicó, creció con el tiempo… Porque para crecer hace falta tiempo, y que nos dejen… A veces los adultos no nos dejan crecer porque nos hacen todas las cosas, explicó otro niño… y entonces Daniel se puso triste… Cuando le preguntamos por qué dijo que no saber hacer las cosas, como no saber jugar a la Wii, le ponía triste….

Tristeza, responsabilidades, dependencia, impotencia, responsabilidad con el cuerpo y la mente, diferencias… vida y también muerte.

Este taller ha resultado precioso, importante, interesante…. Les pregunto sobre qué quieren pensar el próximo día… me contestan que sobre animales…

Y yo me quedo casi sin palabras, vuelvo a casa meditativa y esplendorosa, sonriente en todo caso y continuamente… pensando que quiero más, siempre más… y también observando que se podrían haber visto deficiencias auditivas, se podrían haber visto trastornos de atención e hiperactividad, se podría haber visto mutismo, retrasos madurativos, trastornos de conducta… Pero nos hemos visto como personas que piensan, como amigos y como extraños a la vez que dan ideas nuevas…. proponen soluciones, hablan de cosas tan supuestamente serias como la muerte, con una claridad y una soltura, con una sinceridad y un asombro… casi imperceptibles en la mayoría de filósofos, deseables en todo caso, para futuros creadores de nuestra sociedad… Y sonrío todo el tiempo, pues tengo en clase dos futbolistas, dos bomberos, una pintora, una profesora, un policía… el futuro.

Leave a Comment